Donas, una delicia redonda que se adapta a todos los gustos. Rellenas, cubiertas, decoradas, hay para todos los gustos.

En esta ocasión de contaremos como es que surgieron y te daremos la receta para hacer una mezcla de donas básica de la cual podrás basarte para hacer tus más esplendidas creaciones, siguiendo los siguientes consejos que todo amante de la repostería debe saber.

Donas, su origen en ampliamente debatido ya que el concepto de masa frita no es exclusivo de un país o de una cultura. Además de que podemos encontrar variaciones de este pan en todo el mundo. Aunque el lugar, tiempo y persona exacta responsable de la creación de la dona se desconocen, hay algunos acontecimientos de la historia de la rosquilla que se destacan.

La dona holandesa

El registro muestra que los holandeses preparaban “olykoeks” o “tortas de aceite” ya a mediados del siglo XIX. Estas primeras rosquillas eran simplemente bolas de masa frita en grasa de cerdo. Debido a que el centro de la torta no se cocinaba tan rápido como el exterior, las tortas eran a veces rellenas de frutas, nueces, u otros rellenos que no requirieran cocción.

Cuando los inmigrantes holandeses comenzaron a establecerse en los Estados Unidos, continuaron haciendo sus olykoeks, donde fueron influenciados por otras culturas para transformarse en lo que hoy llamamos donas.

La forma de las donas

Una solución al centro pegajoso que no se cocinaba bien era rellenarlo con rellenos que no requirieran cocción, hasta que Hansen Gregory, un capitán de barco estadounidense, encontró otra solución. En 1847 Gregory resolvió este problema mediante perforar un agujero en el centro de la bola de masa. El orificio aumenta el área de superficie en exposición al aceite caliente, y por lo tanto elimina el centro sin cocer.

El nombre de las donas

El origen del nombre de “donas” también es muy debatido. Algunos dicen que se refiere a los frutos secos que fueron colocados en el interior de la bola de masa para evitar que el centro quedara sin cocer, mientras que otros afirman que se refiere a los “nudos de masa”, que eran otra forma popular de los olykoeks.

El primer registro escrito de la palabra ” doughnut ” data de 1809 en una publicación de Washington Irving llamada “A History of New York”. A principios de 1900, muchos habían acortado la palabra a “donut.”

Mientras que las grandes cadenas de donas como Krispy Kreme y Dunkin Donuts se han impuesto en el mundo de las donas durante las últimas décadas, la tendencia hacia las donas artesanales sigue creciendo. Tiendas especializadas que elaboran donas caseras con sabores e ingredientes únicos están apareciendo.

Consejos para las donas perfectas:

  • El secreto de la receta de donas está en la masa, y es que la fermentación o el leudado de la misma gracias a la acción de la levadura es imprescindible si queremos conseguir unas donas bien esponjosas. Es por eso por lo que uno de los puntos más importantes al preparar donas es respetar siempre los tiempos de reposo de la masa entre fermentación y fermentación.
  • A la hora de estirar la masa de las donas, formarlas y recortarlas, recuerda siempre enharinar la superficie de trabajo y los cortadores previamente, la masa de este tipo de fermentaciones es muy pegajosa y así evitarás que se quede pegada por todas partes.
  • Utiliza una olla o recipiente hondo en lugar de una sartén poco profundo al momento de la fritura, ya que las donas caseras necesitan flotar y no tocar el fondo a la hora de freírlas para que lo hagan de manera uniforme. Asimismo, introdúcelas en el aceite caliente a unos 180ºC , para estar seguro de la temperatura te recomendamos conseguir un termómetro digital.
  • Dale la vuelta a la donas en el aceite caliente, cada minuto para que se doren de manera homogénea en lugar de dejarlas dorar mucho rato por un lado ya que se pueden quemar muy rápidamente.

Receta masa básica para donas

Ingredientes:

1 kilogramo de harina de trigo

260 gramos de azúcar

40 gramos de levadura fresca o 20 gr de levadura seca

80 gramos de mantequilla

4 huevos

1 cucharadita de vainilla

200 mililitros de leche

Decoración: frosting, azucar, ganache de chocolate o royal glase

Procedimiento:

1.- Colocar la harina en un tazón amplio,  añade en el centro la leche y la levadura formando un volcán.

2.-Hecho esto, derrite la mantequilla en el microondas, mezcla con la harina. Incorpora los huevos, el azúcar, la vainilla y la leche. Amasa todo junto hasta conseguir una textura lisa y elástica, que no se pegue en las manos.

3.-Cuando la masa de las donas no se quede pegada en tus manos, haz una bola con ella y déjala dentro del recipiente para que repose durante una hora y duplique su volumen. Es aconsejable que cubras la masa con un paño limpio o papel film.

4.-Pasado este tiempo, la masa debe de haber duplicado su volumen. Estira la masa con un rodillo en una mesa ligeramente cubierta de harina, dejándola de unos 2 centímetros de grosor.

5.- Con la masa ya estirada, corta las donas con el diámetro deseado y resérvalas sobre una bandeja forrada con papel estrella.

6.-Dejalas reposar durante 30 minutos más para que aumenten su tamaño.

7.- En este momento tienes dos opciones, puedes hacer donas fritas cocinándolas en abundante aceite, para esto debes colocar en una olla aceite y dejar que se caliebte hasta que alcance unos 180ºC para esto puedes checarla con un termómetro digital, si no lo tienes coloca un pequeño trozo de masa, si este burbujea abundantemente puedes colocar tus donas en el. Procura solamente colocar dos donas a la vez pues el aceite puede enfriarse, déjala cocinar de un lado hasta que este dorada y con ayuda de unas pinzas de cocina voltéala para que se cocine por el otro lado. Al sacarlas del aceite colócalas sobre un plato con papel para que escurra el exceso de aceite.

Si prefieres hacer donas horneadas, sobre la bandeja en donde se encuentran puestas sobre papel estrella puedes cocinarlas en el horno precalentado a 200 ºC durante 10 minutos aproximadamente.

7.- Déjalas enfriar y pasa a decorar tus donas, resulta más fácil si lo haces con una manga pastelera en caso de los glaseados si en cambio quieres colocarles azucar puedes hacerlo sobre una charola, un tip para que queden aún mejores y pasarles un poco de mantequilla derretida encima para que así se quede mejor pegada el azucar y tengan ese delicioso sabor.

Esperamos te haya sido de utilidad este breve resumen de como ser un maestro en materia de donas, el cielo es el limite cuando te dejas inspirar por algo dulce.

Otros Artículos: