El Senado ha aprobado la «Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola en México»

El pasado 14 de Mayo se hizo pública la aprobación a la Ley General al Fomento a la Industria Vitivinícola; dicha ley tiene como fin apoyar el desarrollo integral de toda nuestra industria mediante la implementación de normas que faciliten, promuevan y estimulen el avance y crecimiento de nuestra producción nacional de vino garantizando la sustentabilidad y competitividad de la actividad al mismo tiempo que asegura la participación de los diferentes órdenes de gobierno y el sector privado.

Esta ley señala claramente lo que se entiende por VINO MEXICANO: el producto proveniente del 100% de Uvas Cultivadas y Cosechadas en Territorio Nacional y que además se fermenta y envasa en México

Todos los productores y envasadores de vino deben cumplir con los sistemas de control de calidad, especificaciones fisicoquímicas, envase, embalaje e información comercial establecidas en las disposiciones sanitarias y normas oficiales mexicanas del Sector que le sean aplicables.

Por su parte, el presidente de la Conago, Gabino Cué Monteagudo, resaltó que actualmente la industria vitivinícola mexicana produce al año cerca de 20 millones de botellas de vino, con un valor estimado en 3 mil millones de pesos, de ahí la relevancia de la instalación de esta comisión; como un espacio privilegiado para el diálogo, la concertación y la coordinación de esfuerzos, que permitirá crear y proponer a la federación un conjunto de medidas administrativas y legislativas, orientadas a consolidar a ésta industria como palanca para el fortalecimiento de la economía nacional.

En el marco de la aprobación de Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola  productores, empresarios y gobierno lanzaron la campaña “Todos Unidos por el Vino Mexicano” que tiene como principal objetivo generar una plataforma de 15 acciones estratégicas que tiendan a lograr de manera inmediata una mayor difusión acerca de la dimensión actual y oportunidades de industria vitivinícola en México, para lograr ante el público consumidor un mayor conocimiento acerca del la diversidad de vinos que hoy se producen en el territorio nacional, así como al mediano y largo plazo lograr incentivar inversiones para una expansión acelerada de la producción y de la infraestructura industrial y turística asociada y de ésta manera recuperar una mayor participación y presencia del vino mexicano en los mercados nacional e internacional.

Visita también: Revista Gastronómica de México.