El postre favorito de muchos es también una alimento con múltiples beneficios para la salud.

El chocolate es una mezcla homogénea de cacao en polvo o pasta de cacao con azúcar pulverizada, este debe de contener por lo menos un 35% de cacao puro para poder ser considerado como tal, de no ser así se clasifica como chocolate sucedáneo.

Al momento de comprar chocolate debes de presta especial atención en los ingredientes que se muestran en la etiqueta, estos deben de mencionar las palabras: pasta de cacao, manteca de cacao o cocoa; evita comprar aquellos que mencionen ingredientes como manteca vegetal, aceite de palma y «sabor chocolate».

Otro factor que debes considerar al momento de elegir tus chocolates es el precio, si quieres disfrutar de un producto de cacao puro deberas invertir con un poco más a comparación de los chocolates comerciales.

 

Existen diferentes tipos de chocolate:

  • Chocolate Semi amargo
  • Chocolate con Leche
  • Chocolate Blanco (manteca de cacao)
  • Chocolate Amargo

 

Al tener un menor contenido de azúcar, el chocolate amargo es el que más beneficios aporta a la salud; este debe de tener un mínimo de 50-70% de cacao para clasificarse como «Amargo», mientras mayor sea su contenido en cacao su sabor será mucho más intenso y mientras menor sea su concentración tendrá un sabor más dulce.

Actualmente en el mercado se pueden llegar a encontrar productos 100% de cacao.

 

Los Beneficios del Chocolate:

Es antioxidante: Tiene un impacto positivo en el funcionamiento cerebral y la memoria; ayuda a prevenir la demencia y el Alzheimer.

 

Te protege de complicaciones cardíacas: La epicatequina, un tipo de polifenol, promueve la circulación sanguínea, incrementa la elasticidad de las paredes arteriales, reduce la presión arterial, eleva el colesterol bueno HDL y mejora la resistencia a la insulina.

 

Ayuda a tener una piel saludable: Hace que la piel se fortalezca, protege su elasticidad, contribuye a la protección de los rayos de UV y los daños causados por el medio ambiente.

 

Disminuye el estrés: Produce serotonina, sustancia que se origina cuando estamos enamorados y promueve la felicidad, ayudando así a liberarnos del cortisol que genera daños en el organismo.

Es un estimulante: Contiene alcaloides, el mismo componente que está presente en la cafeína. Esta sustancia llega al sistema nervioso y nos hace estar más activos y despiertos frente a estímulos exteriores.

 

Si consideras agregar el chocolate a tu dieta cotidiana,  un tipo semiamargo puede ser una buena opción para comenzar, su sabor es dulce y bastante agradable al paladar, la porción recomendada es de  60 gr. aproximadamente ( 2 onzas) al día.

Otros Artículos: