Este movimiento o estilo de vida como lo definen algunos, tiene el objetivo de reducir al máximo los residuos y basura que generamos cotidianamente para así disminuir nuestra huella de carbono.

Dentro de este movimiento se le da especial atención a la reducción del uso de plásticos debido al impacto medioambiental tan grave que supone.

El plástico se ha convertido en el material más utilizado de la industria durante el último siglo, los productos derivados del petróleo al ser tan flexibles y relativamente económicos generaron una producción masiva cuya explotación ha comenzado a dañar gravemente el planeta.

Estudios que se han documentado aproximadamente desde la década de los cincuentas revelan que se han producido más de nueve billones de toneladas de plástico, lo cual está generando un problema creciente que amenaza a la tierra, a los mantos acuíferos y el aire que respiramos, siendo una fuente de toxinas y lixiviados que envenenan nuestros entorno, provocando la muerte del múltiples especies marinas y terrestres así como afectaciones severas a la salud de los seres humanos.

Para llevar a cabo este movimiento se sigue la regla de las cinco erres en el siguiente orden:

·         RECHAZAR lo que no necesitamos.

·         REDUCIR nuestros desechos.

·         REUTILIZAR aquello que podamos.

·         RECICLAR aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar.

·         ROT que traducido al español quiere decir compostar nuestros desechos organicos.

 

Para poder llevar a cabo los consejos que nos da este movimiento ecológico a la hora de alimentarnos te damos las siguientes recomendaciones:

 

     Lleva una taza reutilizable a las cafeterías: Hoy en día muchas cafeterías se han unido a este movimiento sacando sus propias versiones de tazas reutilizables con un sinfín de diseños que pueden expresar tu personalidad ayudando al planeta generando menos desechos al tomar tu café por la mañana, además de que algunas cafeterías te cobran menos por tus bebidas al llevar tu propia taza lo cual siempre es una ayuda a tu economía.

·         Un popote metálico en la bolsa: Han sido un boom en redes como es que los popotes de plástico pueden dañar a las tortugas marinas, pero no necesitas renunciar a los popotes en tus bebidas favoritas para proteger a los animales marinos, puedes llevar un popote en tu bolsa, existen en varias presentaciones como lo son acero y bambú, elige el que más te guste para tomar bebidas refrescantes este verano con todo el estilo y una conciencia tranquila, usualmente vienen en su propia bolsa con un cepillo especial para que no tengas problema al lavarlos.

·         Un termo a la mano: ¿Te has preguntado cuántas botellas de plástico has comprado en los días de calor?, además de ahorrar dinero llevar un termo te ayudara a no pasar sed, puedes rellenarlo de tu bebida favorita y así podrás estar hidratado constantemente, usualmente los gimnasios, aeropuertos y otros lugares que están uniéndose a este movimiento ecológico tienen estaciones donde puedes rellenarlo de agua manera gratuita. 

·         Esponjas naturales:  A la hora de lavar los trastes opta por las esponjas naturales, estas son biodegradables y no contienen restos de plástico como los tienen las esponjas comerciales, puedes encontrarlas en los mercados de la ciudad. 

·         Bolsas ecológicas para las compras: Un lugar donde solemos accidentalmente caer en el abuso de plástico es en las compras, te aconsejamos llevar una bolsa ecológica de tela para transportar los víveres de las compras, con esto disminuirás tu consumo de plástico en gran medida, puedes encontrar el diseño que mas vaya con tu personalidad para darle un toque de estilo haciendo algo bueno por el planeta.

 

·         Opta por vidrio y aluminio: Muchos productos vienen en contenedores de plástico como lo son salsas, bebidas, yogurt, postres, entre otros; cuando vayas a consumirlos opta por los que vengan en presentaciones de vidrio y aluminio, los frascos de vidrio puedes reutilizarlos guardando en ellos tus propias mermeladas y salsas caseras o incluso bebidas según sea su forma, el aluminio puedes pintarlo y usarlo como contenedor de lápices o similares, si en dado caso debes tíralos opta por separar la basura y poner cada uno según sea el caso en su respectivo contenedor. Estos materiales son biodegradables o pueden ser reciclados en las fábricas correspondientes.

·         Lleva tus propios cubiertos: No pesan en la bolsa pues son muy ligeros, puedes encontrarlos en la presentación de bambú y acero, llevarlos a la mano te salvará de tener que recurrir a los de plástico que usualmente se encuentran en el área de comida rápida.

 Esperamos te hayan sido de utilidad estos consejos, recuerda la próxima vez tener un consumo responsable pues un empaque plástico tarda aproximadamente mil años en degradarse. 

Otros Artículos: