Pérdida y desperdicio de alimentos

Por: Marilia Villarreal Garza colaboradora de Gastromotiva 

Todos necesitamos alimentos. Son fundamentales para la vida, no sólo para no pasar hambre sino para obtener la combinación adecuada que provea los nutrientes que necesita nuestro organismo.

Un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano se pierde o se desperdicia en todo el mundo, lo que equivale a cerca de 1,300 millones de toneladas al año.

Los alimentos se pierden o se desperdician a lo largo de toda la cadena de suministro, desde la producción agrícola hasta el consumo final en los hogares.

En los países industrializados se pierden alimentos cuando la producción excede la demanda; cuando se produce más de lo necesario, una parte de las cosecha que no se utiliza, se vende a los que procesan alimentos o como alimento para ganado. Esta actividad no es rentable ya que los precios son muy por debajo de los que se ofrece al sector minorista, afectando el precio final de los alimentos. En los países de ingresos más altos se desperdicia de manera desmesurada tirando los alimentos incluso cuando aún son aprovechables para el consumo humano, mientras que en los países de ingresos bajos los alimentos se pierden en todas las etapas de la cadena de suministros que va desde la producción hasta el procesamiento, en muchas ocasiones por la falta de tecnología adecuada. Como si esto fuera poco las consecuencias económicas directas del desperdicio de alimentos alcanzan los 750,000 millones de dólares anuales.

¿Qué es la pérdida y el desperdicio de alimentos?

Los alimentos se pierden o desperdician en toda la cadena de suministro, desde la producción inicial hasta el consumo final.

La disminución puede ser accidental o intencional, pero en última instancia conduce a una menor disponibilidad de alimentos para todos. Cuando los alimentos se pierden o estropean antes de llegar a su fase de producto final o a la venta minorista, hablamos de pérdida de alimentos.

Los plátanos recolectados que se caen de un camión, por ejemplo, se consideran pérdida de alimentos. Cuando los alimentos son aptos para el consumo humano, pero no se consumen debido a que se deja que se estropeen o son descartados por los minoristas o los consumidores, se llama desperdicio de alimentos. Esto puede deberse a las reglas de etiquetado de fecha de caducidad rígidas o mal entendidas o, a prácticas de almacenamiento, compra o de cocina inadecuadas. Por ejemplo, cuando un establecimiento tira a la basura una caja de plátanos porque tienen manchas marrones, se considera un desperdicio de alimentos.

La reducción de las pérdidas y el desperdicio de alimentos atraen un creciente interés y suscita actuaciones a nivel mundial. Como organización intergubernamental, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) puede desempeñar el papel de mediador neutral e independiente.

Save Food

El hambre sigue siendo uno de los desafíos más urgentes del desarrollo, pero el mundo produce alimentos más que suficientes. La iniciativa Save Food, dirigida por la FAO se fundamenta en cuatro pilares:

  1. La sensibilización sobre su impacto y soluciones para la pérdida y el desperdicio de alimentos.
  2. La colaboración y coordinación de iniciativas a nivel mundial sobre la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos.
  3. Desarrollo de políticas, estrategias y programas para la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos.
  4. Apoyo a los programas y proyectos de inversión implementados por los sectores público y privado.

Fuente: FAO

Reffetorio Gastromotiva

Es una iniciativa de los chefs Massimo Bottura (Alimento para el Alma), David Hertz (Gastromotiva) y la periodista Alexandra Forbes para contribuir a la lucha contra el desperdicio de alimentos, la desnutrición y la exclusión social. Refettorio – en español significa recuperado y restaurado. Recuperar la comida es tan importante como promover y restaurar la dignidad de las personas, por lo que en este comedor, todos los días, mesero voluntarios sirven platillos gourmet a personas en situación de calle.

Un proyecto que busca unir a la sociedad a través de la comida y en donde la comida funciona como una herramienta para transformar la vida de personas. A un año de haber iniciado operaciones, han rescatado más de 30,000 kilos de alimentos, involucrado a más de 1,000 voluntarios cocinando y sirviendo cenas e invitados más de 120 chefs reconocidos a nivel mundial a preparar sus mejores platillos.

¿Qué pasa en nuestro país?

En México se desperdicia al alrededor del 37% de los alimentos, cantidad suficiente para cubrir la carencia alimentaria de 7 millones de personas en pobreza extrema.

Es hora de hacer conciencia e investigar cada uno de nosotros cómo podemos apoyar y poner de nuestra parte para evitar el desperdicio en nuestros hogares y negocios.

“Nuestro objetivo es que cada hombre, mujer y niño tenga los alimentos que necesita para gozar de buena salud” – Lord John Boyd

Más información de fundación Gastro Motiva en el siguiente enlace: Gastromotiva México