El mezcal es un elixir mexicano cargado de tradición e historia que ha tomado popularidad internacional, permitiendo trasladar un poco de la esencia cultural de México a otros países. Mezcal Quiéreme Mucho es uno de los productores y exportadores que se han dado a la tarea de transmitir la autenticidad de estos productos respetando siempre su origen y calidad.

Elaboración.

La hacienda donde se produce el Mezcal Quiéreme Mucho está ubicada en San Pedro Taviche en el Estado de Oaxaca, esta cuenta con 130,000  hectáreas de producción agavera a cargo de los herederos de la familia Skiedmore, con una historia de producción mezcalera por parte de Maria Saturnina Jiménez Garcia y Charles H. Skiedmore. 

El agave también conocido como maguey habita en un medio semidesértico, con escasas lluvias. Llega a su madurez entre los ocho y los doce años, este tiempo puede aumentar dependiendo la clase de agave, floreciendo sólo una vez para morir al poco tiempo. Dentro de las gruesas pencas que son sus hojas, se almacenan las sustancias nutritivas que le permiten sobrevivir en un medio hostil, de la destilación de este líquido se obtiene el mezcal.

Dentro del maguey también podemos encontrar una serie de insectos, entre los que se encuentran el gusano de maguey y la hormiga aguamielera, ambos alimentos tradicionales de la cocina prehispánica.

Su proceso empieza en la selección de agaves con la madurez suficiente para obtener los sabores únicos y característicos de cada uno de ellos, aquellos que pueden ser degustados en el Mezcal Quiéreme Mucho son los siguientes: 

Tepextate: Es uno de los agaves mas longevos teniendo una maduración de 23 años, de él se consigue un un sabor sutil y delicado en el mezcal, por lo difícil de la extracción del agave y el tiempo de maduración hay un límite de producción al año.

Espadín: Madura entre los cinco y nueve años dependiendo de la tierra en la cual fue plantado, es más común ya que es fácilmente cultivable, el resultado es un mezcal suave al paladar.

Cuishe: También conocido como Cuixe, conforme va creciendo, este agave seca las pencas inferiores de su piña hasta tomar la forma de una palmera, el mezcal de este agave tiene un marcado aroma mineral con notas florales y un robusto sabor herbal.

Tobala: Maguey silvestre que crece en casi todo el territorio oaxaqueño, da un sabor ligeramente floral y crítico.

Para su elaboración después de ser seleccionado el agave, es cocido en horno cónico de piedra con leña, molido en molino de piedra y fermentado en tinas.

Una vez terminada su fermentación se pasa por una doble destilación en la que se quitan las impurezas y se separan solamente los alcoholes deseados para el mezcal para después ser envasado.

Un punto de valor en su propuesta de mezcal es que es un proyecto 100% sustentable ya que es la única marca de mezcal que cuenta con los cinco eslabones de la cadena productiva de mezcal los cuales son:

  • Viverista
  • Productor de maguey
  • Productor de mezcal
  • Envasador
  • Comercializador

 

Además de la forma artesanal en que cada botella lleva plasmada una decoracion de arte zapoteco que dan vida a los alebrijes a través de la pintura, ninguna botella es igual a otra al ser pintadas a mano, para esta tarea intervienen mas de 40 personas de las cuales 23 son nativas artesanas. 

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

Información de contacto:

Roberto Villanueva

Móvil: 55 52136275

robertovillanueva@quierememucho.mx

Juan Carlos Rojo

Móvil: 55 27364462

carlosrojo@quierememucho.mx

Dirección:

Blv. Las Palmas Hills 1 Suite Oficina 14-126

Col. del Valle Las Palmas, Huixquilucan Edo de Méx.