La Baklava es un pastel de origen turco y de Oriente Medio que se elabora con varias capas de pasta filo, frutos secos y almíbar.

Posteriormente los mercaderes griegos que viajaban hacia Mesopotamia descubrieron las deliciosas Baklavas y llevaron la receta a Atenas. El mayor aporte de los griegos a la elaboración de la masa, es la creación de una técnica de pastelería que hace posible amasarla hasta dejarla fina como una hoja, dándole ligereza y textura a este tradicional postre.

Visita también: Revista Gastronómica de México.