SpicyMinds nos comparte algunos tips para desarrollar contenido dinámico para tu blog 

Actualmente para los restaurantes resulta complicado destacar entre la competencia, ya que son miles los existentes y muchos cuentan con servicios y cartas similares; si entraste a esta nota, es porque seguramente tu restaurante se identifica con lo mencionado.

Si ya cuentas con una página web pero esta solamente contiene información sobre lo más relevante de tu negocio, reservas u horarios, posiblemente estés buscando cómo darle un plus que lo vuelva interesante y atraiga a un mayor número de comensales, la mejor idea la encuentras de la mano de un blog.

El blog es una herramienta realmente popular que los internautas alrededor del mundo utilizan para contar sobre su vida, dar su opinión, o hablar de su experiencia en algún tema, es por ello que se ha convertido en una de las mejores formas de generar contenido dinámico en la web.

Te compartimos algunos puntos importantes que deberás considerar al seleccionar los temas y escribir las primeras notas de tu blog:

1. El pan de cada día: Sabemos que hay días en que las ideas no fluyen como quisiéramos, en los que cuesta más trabajo sentarse y ponerse a pensar en un tema atractivo para escribir. No hay nada más sencillo que comenzar por contar quién eres, hablar sobre el día a día del restaurante, cómo trabajas, qué productos utilizas y cómo cocinas, es decir, aquello que haces todos los días que aunque te parezca rutina, hará sentir a tu cliente parte de tu equipo.

2. La preparación: Esta es la fase más importante de tu proyecto de contenido para blog. Antes de comenzar a publicar, hay dos puntos importantes que deberás tratar. Uno: Haz una investigación y toma inspiración: sí, búscala dentro de blogs de otros restaurantes y de revistas o escuelas de gastronomía, esto te ayudará a saber cómo te gustaría que fuera el tuyo. Dos: define el tono en que hablarás a tus lectores: hay dos maneras de hacerlo, de aquella en que se percibe la cercanía y otra en que se habla con un lenguaje más técnico. Ambos sin perder tu sello personal.

3. El canapé: Dale a tu lector una probadita de lo que estará leyendo, haz que se interese por saber qué es lo que sigue. Atrápalo contándole los temas que tratarás en tus siguientes notas como una nueva receta, una nueva mezcla, una receta secreta, postres de temporada, etc.

4. La entrada: Es importante que comiences definiendo los temas que tratarás, ya que de esto dependerán las secciones y categorías de tu blog. Puedes tener categorías como: dietas específicas en las que hables sobre el gluten o la comida vegana, notas de recetas de platillos de temporada, etc.

5. El plato fuerte: Con el tiempo, te será más sencillo escribir sobre eso que conoces a la perfección, lo que también te llevará a quedarte sin ideas. Por lo que siempre será buen momento de anotar, ya sea en una servilleta, en tu celular o en la libreta en que tomas la orden, la lista de temas que se te van ocurriendo y tenerla a la mano para no pasar un día entero pensando en uno.

6. El postre: La cereza en el pastel es sin duda alguna la experiencia que tu restaurante otorga. Si bien el tema principal de tu blog será la comida, no hay nada que atraiga más que describir la experiencia y los beneficios de comer en tu restaurante. Invita a tus comensales a ir preparados para disfrutar de una experiencia incomparable y de una explosión de combinaciones deliciosas en su paladar, pero sobre todo, no olvides ser original y apasionarte por lo que haces, eso se notará.

Si falta tiempo y cuesta encontrar el momento adecuado para escribir, será necesario que contactes a un profesional del marketing de contenidos que se especialice en restaurantes. ¿Por qué? Esto te ayudará a desarrollar un plan de contenidos de acuerdo a las fortalezas de tu restaurante, además de ser el encargado de poner en orden y plasmar tus ideas, frases y comentarios sobre el tema.

Escribió: Samantha Islas de Spicy Minds

Visita también: Revista Gastronómica de México.