Maíz, se tiene noción de que México fue el primero en domesticarlo hace 9000 años. Integrando este grano en su alimentación como en sus míticas leyendas.
Conoce más sobre este alimento y el misticismo que lo rodea en el siguiente articulo:

Maíz, los antiguos nativos americanos lo cultivaban y era apreciado como un regalo que el mismo dios Quetzalcóatl les había obsequiado, regalo del que el mismo hombre provenía según sus propias leyendas.

Este era la base de su alimentación, acompañado de frijol y chile . Estos alimentos les proporcionaban una dieta nutritiva y balanceada que era más práctica de obtener ya que gracias a sus diferentes sistemas de cultivo como las chinampas o las terrazas podían tener acceso a ellos de forma sencilla e inmediata.

Era utilizado como alimento diario en la forma de tortillas, pero también como un alimento ritual como era el caso de los tamales elaborados con carne de niños o el pozole preparado con miembros humanos de guerreros rivales.

El maíz fue introducido a los europeos hasta el siglo 16, cuando Cristóbal Colón se encontró con este grano en su primer viaje al nuevo continente y lo llevó consigo de regreso para presentárselo a los reyes en conjunto con otros descubrimientos de esta tierra.

Los europeos lo cultivaron entonces en Sevilla, España y en la ciudad de Coimbra, Portugal, tiempo después de extendió su uso a Francia e Italia.

En México este alimento prevaleció aún después de la colonización, modificando los platillos que lo utilizaban eliminando por completo la carne humana en sus ingredientes.


Por otro lado en Europa fue siendo integrado de una forma sutil en su dieta, aún después de un desventurado problema que ellos tuvieron conocido como “la venganza de Moctezuma”.

Esta era una grave enfermedad que daba a quien comía este grano, años después los médicos determinaron que el problema era la forma de preparación no el alimento como tal.

Los aztecas lo preparaban con cal, ablandándolo y volviéndolo apto para el consumo humano, al evadir este paso el grano es potencialmente tóxico.

El maíz se propagó por el resto del mundo y ahora podemos encontrarlo en casi cualquier cocina internacional, un gran regalo de México.

Maíz, un grano rodeado de misticismo, extraordinarias leyendas y platillos deliciosos.

Otros Artículos: