Maní, la leyenda de un espíritu que creo una planta que alimento a la tribu Tupi originaria de Brasil. Una historia extraordinaria sobre uno de sus ingredientes más importantes, la mandioca.
Conoce más en el siguiente artículo :

La hija del jefe de la tribu Tupi, una hermosa joven noto un día que estaba embarazada. Este era un hecho extraordinario ya que no había tenido contacto alguno con los guerreros varones de la tribu lo cual dejó a su padre perplejo.

Tapa, el dios creador de su tribu apareció en los sueños del jefe diciendo que el bebé que estaba dentro del vientre de su hija sería un regalo del dios para la tribu.

Meses después la muchacha dio a luz a una niña blanca como la nieve quien con su encanto y sonrisa agradaba a todos aquellos que la conocían.

La pequeña niña se desarrolló rápidamente, en tan sólo unos días era capaz de caminar y hablar.

La llamaron Maní y todos los miembros de la tribu la trataron como un tesoro.

Un día triste Maní despertó enferma en su hamaca y al no poder levantarse creo una gran preocupación a la tribu.

El chamán corrió a su lado para auxiliarla llevándole diferentes hierbas y bebidas para ayudarla a recuperarse.

Si embargo a pesar de todos sus esfuerzos, Maní falleció en su hamaca con una gran sonrisa en su rostro.

El jefe de la tribu decidió enterrarla como mandaba la costumbre de su tribu. Cada día después de aquel triste suceso, su madre visitaba su tumba y lloraba sobre ella.

Algunas semanas después una planta desconocida para la tribu comenzó a crecer sobre la tumba de Maní.

El jefe de la tribu mandó regar cada día la tumba de su nieta con el agua más pura de la zona, la planta creció entonces con raíces fuertes.

Un día una de las raíces se partió a la mitad revelando un color tan blanco como la piel de Maní.

Los miembros de la tribu la nombraron Maniva en honor a la joven pensando que era ella quien había reencarnado en aquella planta.

El jefe de la tribu decidió hacer un banquete con las raíces de esta planta para poder sentir que una parte del espíritu de Maní se quedaba con ellos, con ella prepararon algunos platillos además de una bebida fermentada llamada Caium.

Esta se volvió una tradición arraigada a la tribu, que permanece hasta hoy en día.

Si te interesa conocer como cocinar con esta exótica raíz te recomendamos este articulo donde te damos algunos tips para su preparación: https://gastronomadas.com.mx/cassava-tapioca-o-mandioca/

Mandioca, la traducción al español que significa “la casa de Maní”, una planta que es símbolo de alegría y abundancia. 

Otros Artículos: