Palomitas de maíz, en la actualidad son indispensables al mirar una película, sin embargo para los nativos americanos eran un elemento místico, incluso lo usaban como ornamento en la vestimenta para las ocasiones especiales. Conoce más sobre este maravilloso grano de maíz en el siguiente articulo:

Palomitas de maíz, el maíz por sí mismo era un producto de la naturaleza que estaba rodeado de misticismo y en particular este tipo de maíz era muy valorado por los nativos americanos.

Los europeos se maravillaron al ver cómo lo preparaban al fuego, logrando que un pequeño grano explotara en una suave bolita de color blanco cuyo sabor era bastante agradable.

Pará prepararlo los nativos americanos colocaban la mazorca entera al fuego, reventando con gracia cada uno de sus granos, otro método era un comal de barro, colocarlo con arena caliente ya desgranando, de igual forma sus granos saltaban graciosamente al calentarse el agua que llevaban en su interior, es esta la que les permite reventar al evaporarse con velocidad al ser sometida a calor exterior.

Pará los nativos americanos la explicación del porqué reventaban era aún más profunda que lo nos dice la ciencia gastronómica, la leyenda narraba que cada uno de los granos contenía un espíritu dormido que entraba en cólera cuando era molestado por el fuego, este salía a velocidad del grano causando que explotara.

Pará comerlo lo sazonaban no con mantequilla como se hace hoy en día sino que para darle sabor mezclaban diferentes hierbas que secaban y molían, entre ellas chile y epazote.

Les pareció curioso también que mujeres de la tribu lo colocaban en su cabello en celebraciones, parecido podría ser con algunos que acostumbran a crear cadenas de palomitas para utilizar como decoración al rededor del árbol de navidad en invierno o para dar un toque de decoración interesante en otras fiestas.

Ya sea como una botana deliciosa o una decoración, es interesante como estos granos se han propagado con popularidad por todo el mundo.

Atrévete a experimentar con ellos más allá de los que vienen en bolsas empaquetadas, puedes conseguir una máquina de palomitas que las reviente con aire caliente y después sazonarlas con lo que te plazca, picante, especias, quizá hasta chocolate o caramelo.

Si no tienes este utensilio de cocina intenta prepararlas al sartén o en un plato con tapa coloca granos en el microondas, de igual forma reventarán y estarán listos para deleitarte.

Palomitas de maíz, una botana que según la leyenda contiene espíritus en su interior. 

Otros Artículos: