México es el 4° país  pesquero mas importante de América y ocupa el  17° lugar de producción pesquera a nivel mundial.

Gracias a que México cuenta con condiciones climáticas y territoriales privilegiadas, podemos encontrar una gran variedad de peces crustáceos y moluscos.

Las especies más representativas por la cantidad de ingresos que generan en México son: el atún, la mojarra y el camarón. La pesca de atún y camarón se da en casi todos los estados que tienen litoral marítimo. La mojarra se pesca en prácticamente todo el territorio nacional porque se puede cultivar en estuarios  y en estanques de agua dulce.

Otros productos importantes de la pesca son la sardina, el pulpo, la langosta, atun aleta amarilla, róbalo, huachinango y ostion, además de otras cuarenta especies de menor producción.

La pesca en ríos, lagos, lagunas, presas y esteros es menor pero de gran valor para algunas regiones de México por su aportación alimentaria y económica. En estos cuerpos de agua interiores se suelen sembrar peces u otros organismos acuáticos como trucha, lobina, bagre, camarón y langostino, que se producen mediante la acuicultura, actividad que destaca en Veracruz, Hidalgo, Sonora y Tabasco.

La República Mexicana está dividida en cinco grandes regiones pesqueras, cuyos nombres son simplemente, números romanos: I, II, III, IV y V. Las principales características de las regiones pesqueras son las siguientes:
Región I: Comprende los estados que conforman la península de Baja California y los mares de Sonora y Sinaloa. Es la región pesquera más importante del país y en ella se capturan -entre otras especies- atún, calamar, camarón, langosta, lisa, anchoveta, pepino de mar, sagazo y sardina.
Región II: Se extiende desde el estado de Nayarit hasta Chiapas, entidad federativa que -junto con Colima, Guerrero y Michoacán. La producción de esta zona la componen las siguientes especies: atún, barrilete, carpa, huachinango y mojarra.
Región III: Incluye a los estados de Tamaulipas – Veracruz y es la segunda región más importante del país; se pesca ostión, mojarra y jaiba; además de las especies anteriores, en Tamaulipas se obtienen importantes volúmenes de camarón.
Región IV: Abarca los estados de Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo , en ella se capturan ostión, mojarra, tiburón, pulpo y cazón.
Región V: Está integrada por todas las entidades federativas que no tienen costas, pues en ellas se practica la acuicultura -actividad que consiste en criar especies acuáticas- en ríos, lagos, presas, canales o estanques. Gracias a esta actividad se obtienen carpas, mojarras, truchas, bagres y charales, entre otras especies de agua dulce; asimismo, por medio de la acuicultura se obtienen algunas especies de agua salada como camarón y langosta.

México aun tiene muchos sabores para sorprender nuestros paladares; apoyemos el consumo de pescados y mariscos nacionales, pues, a parte de ser frescos y deliciosos, son de calidad mundial.

 

Visita también: Revista Gastronómica de México.