Época victoriana, el lado no tan romántico

Época victoriana, el lado no tan romántico

Época victoriana, anteriormente te contamos la diferencia en el menú de una clase pobre como la de una acomodada, la cual es mayormente romantizada.

En esta ocasión te hablaremos de venenos ocultos, manjares depreciados, y costumbres mortales en la época victoriana. ¡no te lo pierdas!

Época victoriana, Ganarse el pan de cada día

Hemos seguro escuchado esa expresión, en la época victoriana era una realidad ya que el pan era sustento de la mayoría de las familias de la época.

En las casas mas pobres era el alimento principal, sino que el único si la situación era adversa.

Algunas casas cultivaban alimentos sencillos para acompañar sus comidas, como el caso de cebollas y papas.

A pan y agua

En las casas humildes se preparaban Gachas, que era una sopa a base de harina tostada, agua y algún condimento acompañado de queso.

La leche y la carne eran escasos pues eran costosos y no había refrigeración que ayudara a mantenerlos por mas tiempo.

¡Ostras para comer!

El pescado era la proteína más barata, se podía comprar o si se tenia tiempo y el lugar adecuado, pescar.

De hecho, durante el siglo XIX se acostumbraba a visitar ríos además por la facilidad con la que se conseguían las ostras.

¡Así es! Las personas humildes comían todas las otras que pudieran encontrar, estas agradaban además porque podían comerse crudas y podían mantenerse bien en agua con sal.

Pudin, postre comun en la Época victoriana

¡No había comida caliente!

Las familias trabajadoras acostumbraban a cocinar a fuego únicamente una vez a la semana debido a que el carbón era costoso.

Ya lo vimos en Un cuento de Navidad, de Charles Dickens cuando el protagonista evita gastar el carbón aun cuando su empleado se esta congelando.

Y hablando de la navidad, estas familias si es que lograban cazar o pagaban a alguien para conseguir un ganso.

Este lo llevaban a un cocinero para ser preparado y cenado en dicha festividad, acompañado de un pudin de pan en el mejor escenario.

Carne de Cerdo Mexicana

Cría de animales

También si tenían posibilidad creaban algún animal pequeño como gallinas y cerdos.

Las gallinas ofrecían huevos y el cerdo era bastante apreciado gracias a los múltiples ingredientes que se obtenían de él.

Jamón, tocino, lomo solo por mencionar algunos, tras sacrificarlo se colocaban las piezas de carne a la chimenea para ser ahumados y conservados.

La clase media

El cordero era la carne de elección para esta clase social, acompañado de verduras cocidas y papas.

Se evitaban las ensaladas crudas pues se creía que alimentos sin cocinar eran dañinos para la digestión.

Ya fueren humildes o de clase media, la dificultad para almacenar productos a largo plazo hacían que las amas de casa pasaran largas horas en la cocina.

Cerveza

¡El agua estaba contaminada!

Siempre que se podía, se sustituía el agua por cerveza, incluso con los niños pues se pensaba y acertadamente, que esta provocaba enfermedades.

En Londres por dar un ejemplo, se bebia el agua del Támesis, en el cual a su vez se despojaban desechos.

De hecho, en la época de la peste negra, ahí mismo se tiraban algunos de los cadáveres contaminados.

Beber esta agua se convirtió en el foco principal de epidemias de colera y fiebres tifoideas, por mencionar algunas.

Los niños

Los bebes de corta edad eran amamantados por sus madres, sin embargo, esta era una tarea complicada para las madres trabajadoras pues no disponían de mucho tiempo.

Las familias ricas en cambio empleaban a las nodrizas, pues se creía que amamantar haría que sus pechos se cayeran.

Hasta cumplir 16 años se consideraba el estomago de los infantes especialmente delicado por lo que se les alimentaba poco, aun en familias adineradas.

Lo que se acostumbraba a darles era carne de cordero, pan, papas y arroz.

Se pensaba que darles comida fresca no era lo mejor, así que se les daban recalentados de hasta cuatro días.

Según se decía, así se fortalecerían sus delicados estómagos.

Venenosos postres

Las pastelerías eran negocios prósperos, se utilizaba azúcar en su tiempo costosa y otros ingredientes un tanto peligrosos.

Había desde simple melaza para aportar color hasta reales venenos mortales.

Para aportar colores metálicos se hacia uso de cobre y zinc, plomo para el rojo, para azul se usaba hierro y para el verde ¡arsénico!

Si eras fan de los dulces había una alta probabilidad de morir como podrás observar.

Época victoriana, difícil de creer

Puedes seguir gozando de los clásicos de la literatura, la estética y hasta la moda, pero conocer de historia nos da otra vista de cómo fue en realidad.

Una época muy interesante y hasta romantizada, pero como cualquier otra con sus cosas buenas y otras no tanto.

Si aun te sientes inspirado para conocer mas de la época, no te pierdas nuestro articulo Lo que desayunaba Jane Austen… y su criada.

Época victoriana, en esta ocasión te hablamos de venenos ocultos, manjares depreciados, y costumbres mortales en una época romantizada.


Otros Artículos:

[mp_row] [mp_span col=”12″] [mp_posts_grid query_type=”simple” custom_tax_field=”slug” posts_per_page=”3″ posts_order=”DESC” columns=”3″ posts_gap=”30″ show_featured_image=”true” image_size=”medium” title_tag=”h3″ show_date_comments=”false” show_content=”short” short_content_length=”120″ read_more_text=”Leer más” display_style=”show_all” load_more_text=”Carga Más” filter=”none” filter_tax_1=”category” filter_tax_2=”post_tag” filter_btn_color=”motopress-btn-color-silver” filter_btn_divider=”/” filter_cats_text=”Categorías:” filter_tags_text=”Etiquetas:” filter_all_text=”All”] [/mp_span] [/mp_row] Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.