En la India este tipo de cocina se considera medicinal y  homeopática pues promueve  la sanacion por medio del alimento.

De acuerdo con los principios de la cocina ayurvedica, todos los días se deben consumir alimentos balanceados con los seis sabores: dulce, ácido, salado, picante, amargo y astringente; los primeros tres son considerados anabólicos mientras que los otros tres son catabólicos lo cual crea un equilibrio tanto en el paladar como al momento de su digestión volviéndola más sencilla para el organismo, una cocina que incluye un amplio número de vegetales, especias, frutos secos y otros elementos altamente nutritivos para tener un equilibrio tanto en la salud física como mental según afirma su tradición que tiene más de 5 mil años de antigüedad.

 

 

“Rasa” una palabra en sánscrito que significa “sabor” se utiliza para referirse al deleite o esencia de los alimentos. Estas dos cualidades según afirma la cocina ayurvédica promueven los canales de sanacion que van de la boca a la cabeza llegando su esencia directamente al cerebro, esto estimula el “Prana” traducido como la energía vital y a su vez el “agni” los jugos digestivos.

Algunas de las recomendaciones para encontrar un equilibrio al seleccionar alimentos son las siguientes:

 

Cuidar la temperatura: Los alimentos y bebidas pueden alterar la temperatura del cuerpo sacándolo de su estado de homeostasis por lo que es recomendable tomar bebidas refrescantes en climas calurosos y sopas u otros líquidos calientes cuando haya un clima frio.  Una bebida caliente típica es la Golden Milk, elaborada con curcuma una especia antioxidante y antibiótico natural.

 

 

Variedad de hierbas: Algunas terapéuticas, otras medicinales, su variedad incorpora nutrientes diversos a las preparaciones aportándoles sabores intensos y facilitando su absorción en el proceso de digestión.

 

Inclusión de probióticos: El yogur llamado “dahi” en idioma indi se consume fresco, pero también se utiliza tanto en platillos dulces como salados aportándoles cremosidad, sin embargo, a este yogurt no se le agrega azúcar como a su versión comercial, esto permite tener un sabor más neutro para aderezar según se requiera, este yogur natural aporta probióticos que son muy saludables para la flora intestinal.

 

 

Individualidad: Se basa en la creencia de que nada es bueno para todo el mundo y que algo siempre es bueno para alguien. Todas las personas tienen un organismo diferente y no todas pueden comer cualquier tipo de alimentos por lo que esta cocina investiga a cada individuo para encontrar que deficiencias nutricionales tiene y en cuales se esta excediendo.

 

El entorno: Se toman en cuenta los efectos del método de cocción, la calidad de los alimentos, los sentimientos del cocinero al preparar los alimentos, la atmósfera que rodea la ocasión, la compatibilidad de los ingredientes, el tiempo que se toma para comer, y la estación del año y los elementos que esta aporta a la mesa, volviendo la cocina un espacio más consciente donde se puede estar mas presente en el momento.

En el Ashtanga Hridayam, uno de los libros canónicos del ayurveda se lee este consejo “Come hasta un tercio de la capacidad de tu estómago, bebe hasta otro tercio y deja un tercio al universo”.

Otros Artículos: