Mucho hay que aprender de las culturas prehispánicas, llenas de conocimiento que seguimos aplicando hoy en día aun sin darnos cuenta en cada bocado a la hora de comer. Uno de sus descubrimientos gastronómicos más importantes fue el de encontrar la forma de utilizar el maíz como alimento básico de la dieta regular.

Un producto que llego a expandirse por el mundo y en la actualidad continúa siendo parte esencial de nuestros hábitos alimenticios como mexicanos, además de ser un ingrediente delicioso y versátil nos aporta múltiples beneficios siempre que lo consumamos en su versión orgánica libre de químicos externos.

Propiedades del maíz orgánico:

  • El maíz es un alimento muy completo que contiene vitaminas A, B y E.
  • Así como minerales que favorecen el metabolismo en el cuerpo. Tales como: cobre, hierro, magnesio, zinc y fósforo. El hierro previene la aparición de la anemia.
  • Es beneficioso para combatir diversas enfermedades como la diabetes o los problemas de hipertensión.
  • El maíz es una fuente importante de antioxidantes que previenen la formación de radicales libres y por tanto de enfermedades cancerígenas. La cocción del producto aumenta estas propiedades.
  • Algunos de sus compuestos fundamentales han sido usados con éxito para combatir tumores en cáncer de mama y próstata.
  • Fuente importante de fibra, su consumo ayuda a regular la digestión, los niveles de colesterol en el cuerpo y los de glucosa, disminuyendo con ello los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, al igual que ocurre con otros vegetales, el maíz no contiene todos los aminoácidos necesarios para el buen funcionamiento orgánico. Lo ideal es tomarlo en combinación con otros alimentos como los frijoles.

Todos estos beneficios nos aportan el maíz cultivado en tierras mexicanas que cuenta con 64 variedades diferentes, sin embargo la industria creo un tipo de maíz transgénico que resiste mejor las plagas y los químicos que se le colocam durante su producción. Además de poner en peligro las otras variedades también pone en riesgo nuestra salud.

Peligros del maíz transgénico:

  • Cuando hablamos de maíz transgénico hablamos de un alimento modificado, al cual se le implantan o inyectan genes de otras especies, como animales, insectos o bacterias.
  • Los médicos de la Universidad de Tanta, Egipto, demostraron que el maíz transgénico destruye el recubrimiento celular interno del intestino delgado. Esto aporta una prueba contundente más sobre la inestabilidad genética de los transgénicos y a la urgente necesidad de establecer el principio precautorio sobre su consumo.
  • Esto puede ocasionar desde pequeñas lesiones en el intestino hasta severas hemorragias.
  • Los alimentos transgénicos al ser modificados genéticamente pueden provocar reacciones inmunes.
  • En cuanto a la producción de maíz el cultivo transgénico suele invadir otros cultivos destruyendo la planta y su información genética original, convirtiendo a otros especímenes en transgénicos.

Por donde lo mires no es la mejor opción consumir transgénicos, son un peligro tanto para nuestra cultura gastronómica como para nuestro organismo, por lo que te recomendamos preferir el maíz tradicional orgánico que además nos ofrece una variedad amplia de colores y posibilidades para crear vistosas propuestas culinarias.

Otros Artículos: