La cerveza no es solo una de las bebidas más deliciosas y refrescantes, sino que también es un buen aliado de nuestra salud. Aunque muchos son sus consumidores, la mayoría ignoran la gran cantidad de beneficios que posee, siempre y cuando sea con moderación.

 

Su composición le aporta importantes propiedades nutricionales , entre sus ingredientes podemos encontrar: malta, levadura, lúpulo y el gas carbónico. Además de esta receta tradicional, también es posible disfrutar de una cerveza que incluya, elementos diferentes como: espelta, trigo e incluso frutas. Sus ingredientes naturales le aportan vitaminas y minerales: calcio, potasio, magnesio, vitamina B9, fósforo, entre otros pero eso no es todo, también cuenta con estos beneficios:

  •  Previene la aparición de colesterol, diabetes tipo dos o enfermedades renales.
  • Es rica en antioxidantes y vitamina B6, lo que ayuda a proteger nuestro cuerpo de las enfermedades cardiovasculares, varios estudios han demostrado que el consumo moderado de cerveza disminuye el riesgo de ataques cardíacos.
  • En las mujeres, la cerveza puede retrasar la aparición de los síntomas de la menopausia.
  • La salud cerebral también se encuentra a salvo gracias a la cerveza, pues uno de sus compuestos es el xanthohumol, el cual está conectado con las funciones cognitivas del cerebro.
  • Actúa contra algunos agentes cancerígenos.
  • Previene el riesgo de fracturas y osteoporosis, pues motiva el aumento de la densidad ósea.
  •  Reduce las probabilidades de padecer malformaciones en la médula espinar.

 

Una maravillosa bebida que acompaña las noches de fiesta, los eventos deportivos, las reuniones, puede existir gracias a un cuidadoso a ritual de elaboración que se ha perfeccionado con el paso del tiempo, te contaremos a continuación como es que se elabora:

La cerveza se elabora con ingredientes naturales como ya mencionamos, para comenzar necesitamos: agua pura, lúpulo el cual que le dará el sabor amargo y el aroma para finalizar con la cebada malteada que se consigue en el proceso de malteo de los granos de cebada.

 

Es necesario seguir con total atención y cuidado los siguientes pasos:

– Maltaje: Es la etapa en la que se convierte el grano en maltosa para que libere todos sus azucares. Por tal razón la cebada se mantiene en un ambiente controlado a 34ºC con el fin de que la semilla germine. A la semana se detiene el proceso de germinación, se seca y se enfría para posteriormente eliminar el germen y el grano en el que el almidón se convirtió en azúcares solubles.
– Braceaje: Aquí el grano se muele para dejarlo en infusión con agua caliente a 60ºC En ese instante se comienzan a disolver los fermentos de la malta y los azúcares solubles producto del almidón.
– Lupulización: El filtrado o mosto se hierve en grandes proporciones y luego se le agrega la cantidad deseada de lúpulo. Su objetivo consiste en conservar la cerveza y clarificarla.
– Fermentación: Al líquido obtenido se le añade levadura, se fermenta a 30ºC si se desea una cerveza gaseosa, o a 5ºC si se busca una cerveza más alcoholizada.

La cerveza junto con el vino son las bebidas que mas recomendamos consumir tanto por sus múltiples beneficios como por su mejor asimilación por el organismo, esperamos te haya sido interesante este articulo y ahora conozcas mas sobre una de tus bebidas favoritas, recuerda siempre beberla con moderación.

Otros Artículos: