Corchos, a través del tiempo

Corchos, a través del tiempo

Corchos, elementos fundamentales de los vinos.

Se transformaron con ellos adaptándose a través del tiempo para ayudarlos a evolucionar de la mejor manera.

Conoce más sobre su historia y su importancia para los vinos en el siguiente articulo:

Al seleccionar un vino podemos ver diferentes colores, diseños y tamaños.

Al ver las botellas frente a nosotros maravillándonos con todos los sabores que podremos experimentar de alguna forma nos hace creer que los vinos siempre han sido así de perfectos, olvidando que tienen una larga historia que los volvió las elegantes bebidas que son.

La historia de los corchos

En tiempos antiguos los comerciantes romanos tuvieron que encontrar una forma de poder comercializar sus vinos y transportarlos a través de toda clase de terrenos, entre ellos ciudades, montañas e incluso a través del mar.

Pará esto debían envasar su preciado vino en botellas que por mucho tiempo fueron elaboradas de manera artesanal.

Vidrio manipulado por artesanos que para tapar el cuello de la botella recurrían a materiales como tela, cuero e incluso arcilla.

En el año 1500 se tienen registros de que otra forma de embotellar el vino era elaborando una botella completamente hecha de vidrio.

Este método era preferido por la nobleza ya que ellos deleitaban a sus invitados cortando el cuello de la botella con sus afiladas espadas, sin embargo esto era complejo para los campesinos además de ser demasiado costoso ya que cada botella se elaboraba a mano, por lo que ellos preferían beber a partir de los barriles en las tabernas de la región.

La forma de embotellar el vino dio un giro hasta inicios del siglo 18 con la revolución industrial cuando por fin se logró producir las botellas de manera uniforme.

El uso de los corchos beneficio a todo aquel envuelto en el negocio del vino tanto para productores, comerciantes y consumidores.

Se descubrió que gracias al corcho el vino podía seguir evolucionando en la botella ralentizando el proceso de oxidación.

Esto se debe a que reduce la entrada de oxígeno en el vino el cual lo oxida pero a la vez le permite respirar tomando elementos del ambiente donde se encuentre como sus características secundarias y particulares aromas.

Sucede así por ejemplo con los vinos fortificados los cuales al ser transportados a través del mar seguían evolucionando gracias al oleaje y el ambiente marino que los rodeaba dando como resultado vinos bastante interesantes.

Los corchos de mejor calidad permiten únicamente la entrada de un miligramo de oxígeno a la botella por año.

Está es la cantidad adecuada para adaptar los sulfitos agregados al momento del embotellamiento dando como resultado un vino fresco y agradable al paladar.

Hoy en día podemos encontrar diferentes herramientas que permiten cerrar toda clase de botellas que encontramos en el mercado.

Pero ahora te corresponde a ti decidir qué es lo que prefieres, si un vino joven con una rosca fácil de abrir o un vino más complejo para lograr un maridaje inolvidable.

Corchos, elementos casi mágicos que permiten a los vinos lograr aromas y sabores inigualables.


Visítanos también en nuestras redes sociales para mayor contenido:

instagram Instagram
facebook Facebook


Otros Artículos:

[mp_row] [mp_span col=”12″] [mp_posts_grid query_type=”simple” custom_tax_field=”slug” posts_per_page=”3″ posts_order=”DESC” columns=”3″ posts_gap=”30″ show_featured_image=”true” image_size=”medium” title_tag=”h3″ show_date_comments=”false” show_content=”short” short_content_length=”120″ read_more_text=”Leer más” display_style=”show_all” load_more_text=”Carga Más” filter=”none” filter_tax_1=”category” filter_tax_2=”post_tag” filter_btn_color=”motopress-btn-color-silver” filter_btn_divider=”/” filter_cats_text=”Categorías:” filter_tags_text=”Etiquetas:” filter_all_text=”All”] [/mp_span] [/mp_row] Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.