Churros, un delicioso pan que aunque resulta increíble no fue inventado en México, sino al otro lado del mundo en China. Conoce su verdadera historia en este artículo

En el siglo XIX, en China era popular un pan frito muy similar a los churros llamado “youtiao”.

Este pan tiene se caracteriza por de tener una forma alargada y una textura crocante debido a la fritura.

Este platillo se consumía principalmente en el desayuno, acompañado de sopa, arroz o leche de soya.

Portugal y España son los países que debaten entre ellos quien introdujo este platillo en América después de haber viajado al país Asiático.

Al introducirlo al continente americano cambiaron un detalle sutil en la preparación, usando una duya diferente dándole la forma de una estrella.

Existe otra popular teoría de que a España se le debe la creación de los churros.

Debido a que en las montañas españolas, los pastores preferían preparar este pan.

Esto era porque la masa de los churros era fácil de preparar y tardaba poco tiempo en estar lista siendo más práctico freírla a pasar un largo tiempo fermentándola y horneándola por lo que era un buen aperitivo durante sus jornadas.

El nombre “churros” surgió por las “churras” que son un tipo de ovejas nativas de León y Castilla. Una de las razas más populares en la Península Ibérica.

Las primeras churrerías registradas en España datan del siglo XIX en la provincia de Zaragoza.

Eran preferidos en fiestas y festivales principalmente por la población rural.

Los churros se esparcieron por el resto de la Península principalmente entre los evangelistas quienes llamaban a este pan “oveja frita“.

Pueden hoy en día ser encontrados en su versión moderna, acompañados de chocolate, cajeta, leche condensada, etc.

Churros, un delicioso pan muy conocido en México excelente para acompañar de un chocolate caliente. 


Visítanos también en nuestras redes sociales para mayor contenido:

instagram Instagram
facebook Facebook


Otros Artículos: