Marquesitas, un curioso descubrimiento

Marquesitas, un curioso descubrimiento

Un platillo que se ha vuelto una tradición, no puedes decir que fuiste a Yucatán si no probaste este curioso invento mexicano, en esta ocasión te contaremos como fue que surgió la idea que lo inspiro.

Según cuentan los locales, en el año de 1930 un heladero que tenía gran éxito vendiendo sus postres en Mérida llamado Leopoldo Mena noto como la mayoría de los negocios similares al suyo que en la época de invierno sus ventas bajaban de una forma abrumadora pues difícilmente alguien tenía antojo de una golosina helada en días fríos.
Para solucionar este problema decidió tomar otra estrategia en la que dio pie a su creatividad, se le ocurrió vender los barquillos con rellenos calientes para los días fríos, de esa forma lograría un aperitivo agradable para esa época del año pero no todo comenzó con el éxito que esperaba.

03-2

 

Primero lo relleno de guisados entre ellos carne molida, esta aguadaba el cono haciéndolo imposible de comer además de darle una consistencia acartonada y sabor incompatible al mezclar el dulce del barquillo con lo especiado de la carne.

Aproximadamente en el año 1945 fue encontró el relleno que estaba buscando, habiendo disponible en esa localidad quesos importados que llegaban a los puertos, intento rellenar los barquillos con queso de bola rallado, su elegido fue el queso holandés de la marca gallo azul y al probarlo noto lo grandioso de aquella nueva invención suya que por fin acertaba a lo que él esperaba de aquel platillo dando un perfecto contraste de sabores entre lo cremoso y salado del queso con lo dulce y crujiente del barquillo.

Marquesitas-Margarita

 

La gente de los alrededores no tardo en volverse su clientela habitual, entre ellos destacaron unas muchachitas que adoraban crujiente tentempié, por lo que el heladero nombro este platillo como “marquesitas” buscando el favor del marqués quien era su padre. Los apellidos de aquellos nobles se perdieron en el tiempo, pero dejaron su legado, dándole nombre a uno de los bocadillos más representativos de la capital yucateca.
Hoy existen diversos rellenos pues este platillo ha seguido evolucionando junto con la gente de aquel estado, además del queso puede agregárseles cajeta, chocolate, miel, mermelada, etcétera. Cualquiera de sus sabores es exquisito encontrando la mezcla perfecta de los sabores con texturas interesantes.

marquesitas-yucatecas-en-cdmx-hay-de-50-sabores-08

 

Si visitas el estado de Yucatán puedes encontrarlas en las plazas, afuera de las iglesias, en los parques, en los eventos de la ciudad todos los días y a todas horas.
Las originales, inventadas por el heladero Don Polo aun puedes encontrarlas en la Calle 55 número 506, en la colonia Paseo de las Fuentes cerca de encuentran Plaza Santiago.

Otros Artículos:

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.