Los diferentes tipos de merengue, en esta ocasión te contaremos sus secretos ya que cada uno se utiliza para diferentes propósitos.

Hay tres tipos de merengue que se utilizan en repostería.

Se conocen con el nombre de merengue francés, merengue suizo y merengue italiano.

Conoce mas en el siguiente articulo:

Los diferentes tipos de merengue

Cada uno de ellos se prepara de una forma distinta, y se utilizan para postres diferentes pero para su preparación se utilizan los mismos ingredientes que son: clara de huevo y azúcar.

El merengue francés

Es el más sencillo de todos, conocido también como merengue básico.

Para prepararlo se deben batir directamente las claras con el azúcar poco a poco hasta se le incorpore la cantidad de aire adecuada, sabrás que está listo cuando se formen burbujas que le den volumen y este permanezca estable.

Tras la incorporación de aire se forma un merengue muy cremoso y consistente, formándose picos que no caen.

 A tomar en cuenta:

A medida que pasa el tiempo este merengue se baja, lo que quiere decir es que pierde cuerpo. Por lo que debes utilizarlo, prepararlo en la charola con papel encerado y cocinarlo en el horno.

Nunca los prepares sin papel antiadherente o un tapete para horno pues quedaran pegados en la charola y no podrás despegarlos.

No debe utilizarse crudo directamente en los postres pues pudiera producir salmonella.

Al “cocinarlo” se coloca en el horno a temperatura mínima por al menos dos horas, pues en realidad lo que ocurre es que se “Deshidrata”, creando una corteza dura y un centro suave.

Puedes darle bonitas formas utilizando diferentes instrumentos como cucharas o manga pastelera con diferentes duyas.

Merengue Suizo

El merengue suizo es más brillante que el francés.

Se puede utilizar para diferentes preparaciones, puedes deshidratarlos al horno como el francés o puede ser una excelente base para mousses.

Puedes prepararlo a baño María colocando las claras y el azúcar en un Bowl de metal arriba de una olla con agua que produzca vapor, calentándolo tan solo arriba de 60ºC lo que matara la salmonela, pero no mayor a eso porque se cocinara el huevo.

Puedes ayudarte de un termómetro común o uno digital.

Durante el proceso debes batirlo con globo o batidora eléctrica.

La señal de que está listo es cuando vemos que al pasar la batidora por el merengue las líneas no se borran, permanecen con su forma.

Merengue italiano

El merengue italiano es ideal para mousses, tartas y preparaciones aireadas.

Es el merengue relativamente más complejo de preparar pues usa más pasos, pero no por eso es complicado, solo debemos dominar la técnica y practicar unas cuantas veces.

Para prepararlo partimos de un almíbar a una temperatura de entre 118º y 120º, que se introduce en forma de hilo en claras semi batidas, se sigue batiendo mientras se incorpora hasta que logre una consistencia firme y brillante.

La temperatura del almíbar, al envolver el merengue logra que se elimine el peligro de la salmonella.

Las decoraciones que preparemos con él pueden permanecer durante mucho tiempo sin deformarse por lo que es genial si quieres crear flores u otros acentos con duyas.

Los diferentes tipos de merengue, todos los secretos revelados de los tres diferentes tipos en este artículo.

Otros Artículos: