Crema inglesa, acompañamiento de pasteles, tartas, helados, fruta. ¡Una crema aperlada que mejora cualquier postre cuando se encuentra con el!

Por eso nos hemos propuesto mostrarte cuál es la receta tradicional y la historia ya que este era un postre que deleitaba a los mismos reyes ingleses.

No te la pierdas en el siguiente articulo:

Crema inglesa ¿Qué es?

La crema inglesa también llamada “crème anglaise” o “custard cream” es una preparación cremosa y dulce con un sutil sabor avainillado que permite suavizar la acidez de un postre o resaltar su sabor.

Usualmente se consume fría y líquida sin embargo, en Inglaterra su lugar de origen se suele servir caliente y espesa para contrastar con algún postre que se tome frío como una tarta de frutas.

Su origen

Se remonta a principios del siglo XIX, en 1828 encontramos entre las recetas del libro el cocinero real una crema glaseada de nombre “crema francesa” cuya composición es bastante similar a la receta de la crema inglesa.

El chef Escoffier revisó y corrigió la receta durante su estancia en Inglaterra, dándole un espesor más adecuado para servirla como acompañante de postres y resaltar sus mejores cualidades.

Tips al prepararla

•Ten cuidado en que la crema inglesa no llegue a hervir cuando este en la olla ya que espesará más de lo debido y perderá parte de su sabor.

•Para optimizar la conservación de la crema, una vez preparada debe colocarse en un baño maría inverso, en el que continuaremos revolviéndola hasta que se enfríe por completo.

Nota: Con esto nos referimos a vaciarla en un bowl y este colocarlo sobre otro bowl en el que haya hielos y agua con el objetivo de bajar la temperatura y que no siga su proceso de cocción.

•Debe cubrirse herméticamente con plástico de grado alimenticio para que no genere una costra en la superficie, puede conservarse hasta 3 días dentro del refrigerador.

•La crema será más untuosa si se coloca durante 24 horas en el refrigerador antes de utilizarla.

Receta crema Inglesa

Ingredientes:

500 ml de leche entera (la grasa de la leche ayuda a que esta espese)

6 yemas de huevo

125 gramos de azúcar

1 vaina de vainilla

Preparación:

1.-En un cazo coloca la leche y 75 gramos de azúcar, llévala a fuego medio y cuando esta hierva apaga el fuego.

2.-Abre la vaina de vainilla por la mitad y con un cuchillo raspa las semillas en su interior, estas agrégalas a la leche junto con el resto de la vaina y déjala infusionar por 15 minutos.

3.-En un bowl metálico coloca las yemas y el resto del azúcar.

4.-Bate con un batidor globo hasta que las yemas de huevo estén espumosas.

5.-Incorpora un poco de la leche a las yemas y bate con el batidor globo.

Nota: En este tipo de elaboraciones hay que verter los ingredientes calientes sobre los fríos, en caso contrario la yema de huevo cuajaría.

6.-Repite este proceso hasta que hayas agregado toda la leche.

7.-A una temperatura baja devuelve el cazo a la estufa,  cuece la crema sin sobrepasar los 85º C y sin dejar de mover con una miserable (de silicón para que no se queme) para evitar que se que se pegue en el fondo.

Nota:  Otra opción es realizar este proceso al baño maría, se tarda un poco más pero el calor llega menos directo.

8.-Cocina durante cinco minutos aproximadamente, o hasta que la crema inglesa se haya vuelto más espesa.

9.-Ponla a enfriar rápidamente en un baño maría inverso (bowl con hielo).

Nota: Recuerda que se recomienda reposar la crema inglesa durante un día para que los sabores se realcen y se vuelva mas untuosa.

Crema inglesa, receta inglesa acompañamiento de pasteles, tartas, helados, fruta.


Visítanos también en nuestras redes sociales para mayor contenido:

instagram Instagram
facebook Facebook

Otros Artículos:

Guelaguetza de Oaxaca

Guelaguetza, un evento importante en Oaxaca ampliamente conocido sin embargo en esta ocasión te contaremos sobre sus tra...

Leer más