Mermeladas, practicas para cualquier momento del día. Usadas como rellenos de pan dulce, en sándwiches para el almuerzo o en postres son una delicia. En esta ocasión te contamos su historia y como preparar mermelada casera.

El origen de la mermelada proviene de un dulce llamado “confitura de membrillo”, un postre portugués que en su idioma se dice marmelo, este se origina en el latín melimelum.

El melimelum original es un tipo de manzana específico, típico de la antigua Grecia. En la Grecia clásica ya se cocía esta manzana con miel para crear un postre dulce similar al membrillo, este quedo reflejado en un recetario de cocina de Apicio.
 
Posteriormente las primeras referencias en España surgieron en la región de Murcia, concretamente en el año 1238. Ibn Razin al-Tuyibi escribió un famoso tratado de gastronomía titulado: Relieves de las mesas. En ese documento aparece ya la mermelada como un término para designar a una especie de obleas que se desmigaban y se mezclaban con sirope o miel, que aportaban ese extra de dulzor como lo hacen las mermeladas actuales.



Una antigua y curiosa leyenda da un origen mítico al término mermelada. Según cuenta una leyenda de juglares franceses, en la época en que María Estuardo residía en Francia sufrió una enfermedad que la dejo en cama, su séquito francés pregonaba que María estaba enferma con las palabras “Maria est malade”.

Su médico, le preparo una confitura de naranjas con miel para aliviarla. La deformación del término dio origen a marmalade. Origen poco probable, aunque muy interesante ya que si lo reflexionamos cada país tiene su historia con las confituras.

Al ser estas fáciles de almacenar, no necesitar refrigeración, fáciles de preparar y de sabor delicioso, tanto campesinos como nobles la degustaban en sus mesas, es por eso que podemos encontrarla tanto en pasteleria clásica como en recetas de comida casera por todo el mundo.

En esta ocasión te diremos como preparar una mermelada, ideal para las ocasiones en las que quieres preparar tus propios postres a tu estilo o en los casos en los que debido a un exceso de fruta esta comienza a sobre madurarse y no sabes cómo utilizarla.


Mermelada de frutos rojos

Ingredientes:

200gr de fresas

200gr de zarzamoras

200 gr de azucar

50gr de brandy (opcional)

Procedimiento:

1.-En una cazuela colocar las frutas, si lo deseas puedes machacarlas un poco o también puedes dejarlas enteras para lograr una textura con pedazos más grandes de fruta.

2.-Espolvorear azucar sobre la fruta y colocar la cazuela a fuego bajo en la estufa. Revolver un poco para que la fruta comience a expulsar su líquido.

3.-Cuando la mezcla comience a burbujear después de 10 minutos colocar el brandy, este le dará un toque elegante y resaltara los sabores de la mermelada.

4.-Dejar a fuego entre 5 y 10 minutos mas y retirar del fuego.

5.-Dejar enfriar y guardar en un recipiente de vidrio.

Nota: Esta mermelada al no contener conservadores tiene un tiempo de vida menor a su versión comercial, si deseas que dure mas tiempo en vez de colocar 200gr de azucar coloca 400gr, el azucar es un conservador natural de alimentos, otro tip es embotellarla aun caliente y taparla, esto creara un vacío que alargara su tiempo de vida, esto puede ser practico cuando quieres obsequiarla a otras personas.

Esta receta base puede ser elaborada con la fruta que desees, si utilizas frutas como manzana o durazno, te recomendamos quitarles previamente la piel y cortarlas en cubos.

Las mermeladas tienen una amplia área de oportunidad, puedes elaborarlas de las frutas que quieras, si te sientes experimental, colócales algún otro licor en lugar del brandy como tequila o ron, también puedes colocarles alguna especia al momento de cocción como romero o canela.

Mermeladas, una de las recetas mas practicas en el mundo de la repostería. Esperamos te animes a preparar esta receta y con ella un sin fin de deliciosos platillos.

Otros Artículos: