Mascarillas… ¡con ingredientes de tu cocina!

Mascarillas… ¡con ingredientes de tu cocina!

Mascarillas, todos necesitamos un break, tiempo para dedicar a nosotros y tomar un respiro del agitado mundo en el que vivimos.

En esta ocasión te compartimos recetas simples de mascarillas ¡que puedes preparar al abrir el refrigerador!

Mascarillas, muy beneficiosas

Las mascarillas faciales, son una de las maneras más fáciles de obtener una piel sana y fresca en unos pocos minutos.

Todo esto gracias a los múltiples nutrientes que contienen, asimismo hay que considerar que están diseñadas para diferentes tipos de piel y edades.

Beneficios que obtendremos según los ingredientes que utilicemos

El proceso de aplicar una mascarilla es simple y fácil, expertos recomiendan incluirla en la rutina de cuidado de la piel al menos una vez a la semana.

Si aún no lo haces, aprovecha el fin de semana o una época de vacaciones para consentirte.

¡Ahora vamos a las mascarillas!

Aguacate y miel

Una mascarilla para hidratar la piel y reforzar su barrera natural.

Prepárala triturando medio aguacate con medio plátano y mezclándolo con una cucharadita de miel.

Colócala en tu piel con manos limpias y si lo deseas una brocha, deja actuar 15 minutos.

Posteriormente lava tu cara con agua tibia, secándola con una toalla de algodón, ¡recuerda sin tallar tu cara!

Miel y fresas

Excelente para hidratar.

Tritura unas 5 fresas y mézclalas con una cucharada de miel, cuando tengas la pasta, aplícatela sobre el rostro y déjala 20 minutos.

Lavanda, miel y yogurt

Una mascarilla especialmente calmante ideal para relajarte tras un largo día.

Necesitas 2 cucharadas de yogurt griego, una de miel y 1 cucharada de lavanda seca.

Deja actuar 20 minutos y limpia tu cara con agua tibia.

Pepino y yogurt

Una mascarilla para un plus de hidratación

 Prepárala triturando un pepino y mezclándolo con yogurt griego.

Colócala en tu piel con manos limpias y si lo deseas una brocha, deja actuar 15 minutos.

Posteriormente lava tu cara con agua tibia, secándola con una toalla de algodón.

Avena y yogurt

La avena es ideal para calmar y suavizar la piel.

Prepárala mezclando ¼ de taza de avena con ¼ de taza de agua, cuando la haya absorbido machácalos bien.

Al tener una pasta, agrega una cucharada de yogurt griego y mezcla bien.

Colócala en tu piel con manos limpias y si lo deseas una brocha, deja actuar 15 minutos.

Posteriormente lava tu cara con agua tibia, secándola con una toalla de algodón.

¡Es tiempo de relajarte!

Darte unos minutos de descanso puede hacer maravillas, cerrar tus ojos, aspirar los aromas de ingredientes deliciosos.

Instantes que repararan la energía perdida y te prepararan para una noche maravillosa.

Recuerda que dormir 8 horas diarias es lo recomendado para una vida saludable.

Popcorn USA
Esferas de Palomitas

Si quieres probar alguna receta igualmente sana para preparar una velada para ti o para compartir te recomendamos nuestra receta de snacks saludables y simples.

Mascarillas, en esta ocasión te compartimos recetas simples ¡que puedes preparar al abrir el refrigerador!


Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.