Octubre es un mes para divertirnos en la cocina, explorar sabores de temporada con pancakes de calabaza, ver las hojas otoñales pintar de colores las calles.

¿Y porque no? Contar algún cuento de “terror” acompañado de un desayuno dulce y especial.

Hablemos hoy de la leyenda que dio vida a las calabazas talladas a la par que te compartimos la receta para los mejores Pancakes de temporada.

La leyenda Jack O`Lantern

Hace bastante tiempo atrás, una particularmente obscura noche de Brujas, encontramos al protagonista de esta historia.

Jack, un astuto hombre Irlandés, quien había ganado mala fama como un bebedor excesivo y astuto timador, tuvo la mala fortuna de encontrarse con el Diablo en una taberna esa misma noche.

Después de haber bebido de más, Jack le ofreció su alma al diablo a cambio de un ultimo trago.

El Diablo,  pensando que era un intercambio bastante sencillo, se transformó en una moneda para pagarle al cantinero,

pero Jack inteligentemente tomo veloz la moneda y la introdujo en su monedero el cual tenía la particularidad de tener una cruz grabada sobre él.

Atrapado, sin poder volver a su forma verdadera grito a Jack que lo dejara salir,  más Jack le advirtió que no lo dejaría escapar hasta que le prometiera no pedirle su alma en 10 años más.

No tuvo más remedio que concederle su reclamación y cumpliendo su palabra lo dejo aquella noche, continuar con esa mala vida que Jack llevaba.

Pasado el plazo de los diez año, Jack se reunió un día cualquiera con el Diablo en el campo.

El Diablo iba preparado para llevarse su alma esta vez, vengándose de la treta que había sufrido, pero Jack abusando de su astucia, le dijo:

“Iré de buena gana, pero antes de hacerlo, ¿me darías una de las manzanas que están en ese árbol por favor?, es mi última voluntad ”.

Pensó que no tenía nada que perder, y quería terminar rápido con ese trabajo por lo que de un salto llegó a la copa del árbol,

pero antes de que se diera cuenta, Jack rápidamente había grabado una cruz en aquel tronco con ayuda de su navaja.

Iracundo no pudo bajar, Jack le obligó a prometer que nunca le pediría su alma nuevamente.

Al diablo no le quedó más remedio que aceptar, más planeo una venganza que ejecutaría tiempo después.

La leyenda Jack O`Lantern

Jack murió años más tarde, el no pudo entrar al cielo, pues había llevado una vida llena de pecado.

Pero cuando intentó entrar, al menos, en el infierno, el Diablo tuvo que enviarlo de vuelta, pues no podía tomar su alma como un día se lo prometió.

“¿Dónde iré ahora?” Preguntó Jack, y el diablo le contestó: “Vuelve por donde viniste y no molestes más”.

El camino de regreso al mundo mortal era oscuro y no le permitía ver nada.

El diablo riendo, le lanzó a Jack un carbón encendido directamente del infierno, para que se guiara en la oscuridad.

Jack lo puso dentro de una calabaza que encontró en el camino en un sembradío cercano, una a la que se le había tallado una cara,

con la intención de alejar los malos espíritus del hogar en la noche de brujas.

Así que cada noche de brujas, Jack vuelve del mundo de los espíritus, vagando por el mundo hasta encontrar un lugar donde pueda descansar su alma.

¿Impresionante historia no? Ahora vayamos a la receta que te prometimos, unos pancakes deliciosos, ideales para la temporada.

Pancakes de Calabaza

Ingredientes:

150 gr de harina de trigo

Una pizca de canela molida

25 gr de azúcar moreno

Una pizca de jengibre molido

2 cucharaditas de polvo para hornear

1 pizca de sal

Una pizca de nuez moscada molida

1 taza de leche

½ taza de puré de calabaza

Una pizca de clavo molido

1 huevo grande

1 cucharadas de aceite o mantequilla derretida para los pancakes

Extra: 10 gr de Mantequilla para el sarten

Procedimiento Pancakes de Calabaza:

1.-Mezclamos todos los ingredientes en un bowl con ayuda de un globo.

2.-Calentamos un sartén grande y derretimos un poco de mantequilla para cubrirlo.

3.-A fuego medio cuando la mantequilla esté caliente añadimos un poco de la mezcla al sarten. Dependiendo del tamaño de la sartén, podríamos hacer 2 o 3 Pancakes a la vez.

4.- Cuando haya burbujas por encima de ellos, las damos la vuelta. Cocinamos cada lado hasta que obtengan un color dorado.

Nota: Te recomendamos acompañarlo de jarabe de maple o un poco de nata montada.

Irlanda tiene una cultura católica importante a la par de conservar bastantes tradiciones celtas como es la celebración del Samhain.

Si te gusto este articulo puede que quizá te guste también conocer sobre la celebración de San Patricio y su cerveza Verde. https://gastronomadas.com.mx/san-patricio-y-la-gastronomia-irlandesa/

Pancakes de calabaza y la leyenda del jinete sin cabeza, una forma diferente, divertida y deliciosa de celebrar Halloween, aprovechando de igual forma que consumimos productos locales de temporada.

Visítanos también en nuestras redes sociales para mayor contenido:

instagram Instagram
facebook Facebook

Otros Artículos: