Pilaf, si quieres probar una nueva receta de arroz o quieres perfeccionar la tuya propia no puedes perderte este artículo donde te enseñamos a preparar este arroz asiático y te revelamos los secretos para lograr el arroz perfecto sea con esta receta ¡o con cualquiera!

Pilaf, un arroz en su punto exacto, el cual después de probar te aseguramos agregaras a tu lista de recetas y aprenderás de paso algunos tips para lograr el arroz perfecto.

Arroz pilaf mezclado con arroz salvaje


Pilaf ¿qué es?
Básicamente es un arroz frito en cebolla y consomé, pero su preparación debe constar de seguir pasos específicos para lograr el arroz perfecto.

Esto no quiere decir que no puedas modificar los ingredientes pero sí que debes seguir las reglas básicas para tener un arroz esponjoso que no quede pegado ni batido en el recipiente.

Arroz Pilaf

Ingredientes:

200gr de arroz

400gr de agua (o caldo)

10 gr de mantequilla

50 gr de cebolla picada en brunoise

c/n sal

Procedimiento:

1.-Remojamos el arroz por 15 minutos en agua. Enjuagamos el arroz a chorro de agua con ayuda de una coladera, con nuestra mano lo enjuagamos dentro de la coladera hasta que el agua que escurre deje de salir de color blanco.

2.-En esa misma coladera lo dejamos secar por 30 minutos.

3.-Ya pasado este tiempo calentamos el líquido que vayamos a agregar, debe estar tibio cuando lo coloquemos. Por otro lado en una cacerola colocar la mantequilla, derretir y colocar la cebolla hasta que esta este acitronada.

4.-Colocar el arroz y sofreír hasta que tome un color ligeramente transparente, cuando esto suceda puedes agregar el caldo.

5.-Dejalo hervir a fuego alto, apenas empiece a hervir baja el fuego a bajo y tápalo.

6.-Revisalo en 10 minutos, si aun hay agua déjalo otros 5 minutos a fuego.

7.-Apaga el fuego y deja reposar 2 minutos.

Con esta receta tendrás un arroz delicioso y perfecto.

En resumen estos son los tips que utilizamos en su preparación:

  • Enjuaga el arroz por 15 minutos y después enjuaga, cuida particularmente no exceder el tiempo.
  • En el momento de enjuagar, revisa que el agua salga de color transparente y no blanca, si aun aparece blanca sigue enjuagando.
  • Deja secar el arroz en una coladera por media hora.
  • Puedes sofreír con mantequilla u otro aceite, eso queda a tu elección, también puedes omitir sofreírlo, esto solo aporta sabor pero no es necesario, si omites este paso resultara un arroz “al vapor” similar al asiático.
  • Puedes utilizar agua o caldo pero nunca lo utilices frio, siempre debe estar frio.
  • Si quieres sazonar el arroz te recomendamos hacerlo a través del caldo, por ejemplo si quieres colocar especias o vegetales, te recomendamos licuarlos primero con el caldo para que se incorporen mejor, nosotros te recomendamos probar con: pimienta, laurel, romero, espinaca, tomate, hiervas italianas.
  • No omitir el paso de dejar reposar el arroz, esto le permite terminar de cocinarse y le da una buena estructura al grano.
  • Para recalentar, coloca una servilleta desechable húmeda sobre el arroz y calienta en el microondas. Así volverá a ser esponjoso.
  • Si el arroz se pone viejo, sofríelo con aceite a cacahuate o agrégalo a otra receta como albóndigas, así no se desperdiciará.
  • Si utilizas arroz integral este ocupa mas agua, aproximadamente 2 y media tazas de agua x taza de arroz.

Arroz pilaf, una receta deliciosa en la que además desciframos los secretos del arroz perfecto.

Otros Artículos: