Tamales, probablemente uno de los platillos más antiguos en el mundo. Una deliciosa comida que muchos mexicanos disfrutan por las mañanas, también fue un plato que fue parte de importantes ceremonias para los Aztecas.

Conoce más en el siguiente articulo:

Tamales, un platillo tradicional de la cocina mesoamericana así que si buscas probar la comida prehispánica de México quizá te sorprenda saber que aquel tamal que encuentras por las mañanas en la ciudad, es un platillo que los nativos también consumían con regularidad.



Se tienen registros de que se empezó a preparar este platillo entre el 800 y el 500 A. C, los tamales formaban parte esencial de la dieta de Olmecas, Toltecas, Aztecas y Mayas.

Esta era una preparación sumamente nutritiva ya que contenía vegetales, fibra y proteína lo cual los ayudaba a mantenerse fuertes para los arduos combates que experimentaban.


Si embargo curiosamente ellos no fueron los únicos en adoptar este platillo en su cocina sino que preparaciones muy similares se pueden encontrar a lo largo de Latinoamérica como lo son las “Hallacas” y las “Humitas”  conocidas en Ecuador, Chile y Argentina.

En sus diferentes versiones comparten su cuerpo preparado con una masa maíz, cubiertos por hojas de elote o plátano.

Los rellenos que podemos encontrar en ellos varían demasiado en comparación a aquellos del México antiguo, pudiendo hoy en día encontrarlos de ingredientes no nativos de país como lo son el : queso, pollo, frutos exóticos, etc.


En cambio su preparación original a la que nos referimos no contenía grasa, pues debes conocer que la manteca llegó con los europeos.

Y eso no es todo, en cuanto al relleno, este iba de la mano con un significado religioso, podía contener desde pavo, conejo e incluso insectos hasta carne humana recolectada de los sacrificios.

De hecho  el maíz con el que se preparaba también tenía un significado profundo para ellos.

El Popol Vuh, un importante códice maya contiene la leyenda de la creación de los hombres.

Los primeros según cuenta, fueron hechos de arena por los dioses y estos se deshicieron al poco tiempo, los segundos fueron hechos de madera pero estos no tenían alma dentro de ellos  y estos tampoco duraron mucho tiempo, entonces los dioses tomaron la decisión de elaborarlos de maíz, estos fueron funcionales y  adoraron a los dioses por crearlos.

Prepararon los tamales de este mismo ingrediente y eran ofrecidos a distintos dioses entre los cuales se encontraban: Tezcatlipoca, Tlaloc y Huehueteotl; ofrendas en distintos festivales los cuales podían o no contener sacrificios.

Con la llegada de los españoles muchos de los rituales referentes a los tamales desaparecieron más este platillo prevaleció a través de los años y los muchos sucesos que vivió México.

Hoy es una comida practica y deliciosa que podemos encontrar a lo largo de todo el país con sus interesantes variaciones más siempre es bueno recordar que surgió como un alimento de guerreros que los nutria para ser el impresionante pueblo que eran.

Tamales, un platillo que nos acompaña hasta hoy en día y que lleva consigo la historia de México a través del tiempo. 

Otros Artículos: