Se Cree que la Focaccia se elaboraba en las zonas costeras, cuyo aire salobre impedía que el pan leudara, sin embargo, se cree que la focaccia surgió alrededor del siglo II a.c como alimento básico para mineros y pescadores.

La focaccia es deliciosa, nutritiva y fácil de almacenar, incluso por semanas; era una comida perfecta para quienes realizaban trabajos manuales pesados.

Es un producto horneado elaborado con una masa simple de harina, aceite y agua. En Italia, la focaccia se usa como una deliciosa alternativa al pan y se puede comer a cualquier hora del día o de la noche.

Antes que se meta a hornear este pan se llega hacer pequeñas incisiones con los dedos, ya que esto permite una rápida transferencia de calor durante el horneado y se rocía un poco de aceite de oliva para que el pan tenga un dorado uniforme.

Este pan se consume en toda Italia, por lo tanto existen distintas variantes que pueden tener un nombre especifico según la región.

Pan italiano

Las características varían desde su procedencia, grosor, suavidad, relleno, si es crujiente, delgada y uno de los puntos más representativos, los toppings que dependerán de quien las prepare.

En la antigua Roma la focaccia era un alimento básico y parte importante de la cultura y en algunos rituales se daban como tributo a los dioses.

Información Nutricional.

Cantidad por 100 gramos.

  • Calorías 250
  • Grasas totales 8 g
  • Ácidos grasos saturados 0.9 g
  • Sodio 561 mg
  • Potasio 114 mg
  • Carbohidratos 36 g
  • Fibra alimentaria 1.8 g
  • Azúcares 1.8 g
  • Proteínas 9 g
  • Calcio 35 mg
  • Hierro 3.2 mg
  • Magnesio 20 mg
  • Vitamina B6   0.1 mg
  • Vitamina B12 0mg

Te compartimos esta increíble receta para que la elabores y la compartas con tus seres queridos.

Receta de Focaccia.

Ingredientes:

Biga:

  • 235 ml de agua.
  • 300 g de harina de trigo.
  • 1 g de levadura en polvo.

Masa: 

  • 300 ml de agua.
  • 45 ml de aceite de oliva y cantidad suficiente para engrasar.
  • 500 g de harina de trigo.
  • 2 g de levadura en polvo.
  • 15 g de sal.
  • ½ taza de aceitunas negras sin similla y picadas.

Terminado:

  • 50 ml de aceite de oliva y cantidad suficiente para engrasar las charolas.
  • 5 dientes de ajo sin pelar. 
  • 1 taza de jitomates cherry partidos por la mitad.
  • Hojas frescas de tomillo.
  • Orégano o romero, al gusto.
  • Sal de grano al gusto.

Elaboración

  1. Disolver la levadura en agua y azúcar. Espolvorear con la harina tamizada y comenzar a amasar la masa. Al principio la masa será un poco pegajosa y húmeda, pero a medida que se trabaja con paciencia, se suavizará y quedará uniforme. Sin embargo, se debe tener en cuenta que la masa de la focaccia es más blanda que la de la pizza.
  2. Aceitar las manos con aceite y distribuir la masa en una placa para horno aceitada.
  3. Dejar leudar la focaccia por aprox. 1 hora en un lugar cálido y seco (el horno apagado está bien).
  4. Precalentar el horno a 250°C. Aceitar una vez más las manos y, con la punta de los dedos, hacer pequeños agujeros (sin perforar la masa) en toda la superficie de la focaccia.
  5. Condimentar con sal gruesa y romero, hornear por 10 minutos y luego cepillar la superficie de la focaccia con una emulsión de agua y aceite de oliva extra virgen preparada previamente. Volver al hornear por otros 10 minutos.

Pan italiano

Cuéntanos como preparaste tu focaccia y si quieres saber un poco más acerca del pan, no olvides consultar el siguiente link, https://gastronomadas.com.mx/ingredientes-adicionales-al-elaborar-pan/